Portada » Cómo ser un hombre elegante
ACTUALIDAD

Cómo ser un hombre elegante

¿Te gusta ir a la última en moda, pero siempre marcando elegancia? No dudes en conocer los mejores consejos para conseguir ser un hombre elegante, con clase y de forma práctica. Vestir elegante siempre ha sido una práctica usada durante siglos. Por lo general su estilo no ha cambiado, pero a lo largo de las décadas se le ha dado otro tipo de imagen con varios colores y cortes que los han diferenciado a los de otros tiempos.

Es importante conocer tus gustos, prioridades, tu forma de vida y tu complexión, para que muchos de los factores que reseñemos encajen con tu personalidad. Es importante buscar la forma para probarse cada prenda, pues tiene prioridad de que el detalle quede perfectamente encajado a su talla. Por lo tanto, no se harán compras online, a no ser que ya sepas cómo sienta esa prenda.

Detalles para ser elegante

La confianza en sí mimo y el que se acepta como es, tiene más probabilidades de deslumbrar en su estilo personal. Diseña tu propio estilo, sin extravagancias, con colores que te gustan y que van con tu personalidad.

Si tienes algún defecto físico busca las mejores tallas o modelos que te favorecen, es tan simple como apostar por llevar lo básico, pero siempre hay algo que te favorece mucho más allá. Y sobre todo busca la calidad, los tejidos y la composición se nota a simple vista y eso te hará ser diferente.

Tampoco te has de llevar por las marcas de ropa, no hay que llevar algo que no sienta bien solo por presumir de su marca. La composición de prendas en tu armario han de ser de gran variedad, para usarlas en cada momento del día. Siempre hay que tener a mano todas aquellas para poder improvisar, dónde se busque un equilibrio para poder componerlas.

Prendas y complementos para ser elegante

La idea de ser un hombre elegante no consiste en solo llevar un buen traje y ya se terminó de rebuscar. Tenemos que investigar la forma de llevar ese gran traje, tener porte y estilo para llevarlo y combinarlo de la mejor manera posible.

En la elegancia priman los colores claros, aunque hay que tomar en cuenta que son colores que hacen aumentar el volumen. Los hombre altos y delgados tienen una gran ventaja, pero para todo hay una solución. Para ello están los tonos oscuros que siempre favorecen a las personas con algo de sobrepeso.

Si por otro lado te decantas por llevar tonos claros es mejor usar pantalones de corte slim y saber si lo puedes combinar con algo igual de estrecho, pero sin ceñir, sino más bien que favorezca el resultado. No trates de combinar colores llamativos unos con otros, eso es impactante y aburrido, se puede llevar algún color inusual y algo llamativo, pero con cabeza.

Ten cuidado con el uso de prendas de cuero, si te gusta este material has de usarlo con prudencia y no usarlo en combinación con una prenda arriba y otra abajo. Puede llegar a ser un exceso y se pueden llegar a usar, pero usándolo solo en una de las partes del cuerpo.

El calzado es todo un básico para vestir elegante. La clave está en tener unos buenos zapatos cómodos y deportivos y otros para vestir muy elegante. Y cuando me refiero buenos, hay que indicar que no vale comprar unos básicos, sino unos zapatos dónde no importe gastarte algo más de dinero. A la larga serán zapatos que te durarán muchísimos años.

Se puede llevar cinturón dónde su color siempre ha de ir en combinación con el de los zapatos. La corbata es más efectiva si es de color negro, resulta mucho más favorecedor y para los eventos nocturnos queda impecable. Y no te olvides del perfume, siempre ha de ser una fragancia personal y muy masculina.

Cómo lucir elegante y con estilo

Hemos reseñado cómo han de ser los trajes, con sus tonalidades claras y oscuras. El tejido y el acabado de sus materiales han de ser impecables, que no se arruguen con facilidad y que mantengan ese porte firme, como si estuviera recién planchado.

A la hora de usar el traje siempre hay que desabrocharse los botones de la chaqueta cuando te vayas a acomodar o sentarte en algún lugar. Luego cuando te vuelvas a incorporar debes abrocharte de nuevo los botones.

Las camisas siempre han de estar planchadas e impecables, con material de hilos o lanas finas. No busques estampados extravagantes, las camisas lisas, a rayas o a cuadros transmiten más comodidad a la vista. Las camisas blancas aportan poder y autoridad y las camisas llamativas no son aconsejables. De igual forma no quedan bien las camisas de manga corta.

Los zapatos han de estar siempre bien limpios, no se deben de utilizar botines o botas. Los colores han de ser de color marrón para los trajes de color negro y siempre guárdalos en una horma de madera para que no se deterioren.

Finalmente reseñaremos la corbata, siempre con un buen nudo detallado. No usar el nudo Windsord para hombres jóvenes, pues ya está pasado de moda. El largo de la corbata ha de llegar a la altura de la hebilla del cinturón y siempre que quede recta. Para conocer más al detalle sobre esta forma de vestir, busca nuestro artículo “cómo vestir elegante”.