Portada » Cuero cabelludo graso en el hombre
Pelo graso
CUIDADO PERSONAL

Cuero cabelludo graso en el hombre

Es fácil de detectar cuando el cabello graso presenta ese aspecto aceitoso debido a un desequilibrio del cuero cabelludo. En los hombres, el cuero cabelludo puede ser más propenso a sufrir grasa debido a tener un alto nivel de testosterona.

Padecer de un cuero cabelludo graso es sinónimo de tener un pelo menos resistente y que pueda ser acusado con tintes, tratamientos químicos, al calor, etc. Es por ello, que suelen ser más reacios los hombres a cualquier tratamiento y no tan asiduos a tintes como las mujeres.

Identificar el problema del cuero cabelludo graso

Llegar a precisar el problema a veces no llega a resultar fácil para algunas personas. Se necesita de algunas claves para poder concluir que se padece de cabello graso. El aspecto aceitoso es sinónimo de que sufres de un problema en el cuero cabelludo graso.

Si observas que al pasar los dedos desde la raíz hasta las puntas tiene ese aspecto aceitoso e incluso después de lavarlo, entonces hay que determinar que se tiene tal problema.

El pelo tiene un aspecto húmedo y lacio, como aplastado y sin volumen. Además, da ese aspecto de no tener vida e incluso huele mal. En algunos casos se suele presentar incluso caspa.

Pelo graso

¿Qué puede provocar este desequilibrio?

Puede ser que haya un desequilibrio por existir un  aumento de la testosterona en el cuerpo. Los factores que pueden incluir son el estrés o una mala alimentación incluyendo alimentos ricos en grasa.

Puede deberse a una mala higiene, pero en otros casos puede ocurrir por una higiene excesiva y se está lavando con frecuencia el cabello. Es importante ante todo utilizar un champú específico para este tipo de cabellos grasos.

Cuidados y consejos para un cabello graso

Es importante, cómo se ha señalado, que no sea necesario lavar el pelo todos los días. La mejor recomendación es un día sí de lavado y dos o tres que no se lave. No hay que acostumbrar al pelo a tanto lavado porque se consigue acostumbrar el cuero cabelludo a segregar mucho más sebo.

Si todavía no padeces de pelo grasiento, puedes comenzar a cuidarlo con un champú específico para uso diario, para que no se dañe tu cuero cabelludo. Hay hombres que por circunstancias de su vida cotidiana o por trabajo necesitan lavarse el pelo y es por ello, que deben cuidarlo con este tipo de champús.

A la hora de lavar el pelo has de aplicar dos veces el champú junto con dos enjuagados. Es mejor hacer un lavado y a continuación otro con sus respectivos masajes en el cuero cabelludo, así nos cercioramos de que se ha eliminado totalmente los restos de grasa en el pelo.

Podemos tomar en cuenta de que el champú tiene que ser específico para cabellos grasos y el agua mejor templada que no excesivamente caliente. Se realizará un suave masaje, pero no excesivo y se secará con delicadeza, con la cabeza inclinada para que coja volumen y tarde más en apelmazarse.

Los champús más recomendados son aquellos con características purificantes o los llamados “surfactantes”. Ayudan mucho mejor a eliminar la grasa y la suciedad con la combinación del agua y se puede notar un cuero cabelludo mucho más refrescante.

pelo graso 4

Es el caso del champú refrescante para cabellos grasos y que combina sus efectos anticaída para el pelo. Otro de los productos que llevan mucho tiempo en el mercado son de la gama H&S, perfectos para la caspa, pero en este caso tienen propiedades para evitar el cabello graso y con un aroma a limón refrescante. Más productos que podemos encontrar es de la marca Nuggela & Sule, con un precio más elevado, pero con un acabado mucho más profesional. Además, combina su efecto con un tratamiento anticaída.

Recursos naturales y otros consejos para el cabello graso

Pelo graso

Hay alimentos que podemos incluir en nuestra dieta y que son beneficiosos para mantener a raya nuestra secreción de grasa. Las espinacas, zanahorias, leche, algunas frutas, el huevo y el queso son alimentos ricos en vitamina A. Lo que no le va nada bien a tu cuero cabelludo es el exceso de café y el alcohol.

Hay infusiones que funcionan muy bien para después de lavarte el pelo, a base de ortiga o judías verdes. En este caso hay que echar la infusión al final del lavado y no aclarar. El zumo de limón también funciona muy bien, es desengrasante, huele bien y purifica el pelo, pero aquí sí que se necesita enjuagar el cabello después de su aplicación. El gel de aloe vera es un remedio natural para aplicarte en el pelo a modo de mascarilla y después aclarar.

Es aconsejable no intentar tocar el pelo demasiado, ya que arrastrarás mucha más suciedad. El peine debe de limpiarse a menudo para mantener una buena higiene. A la hora de usar productos no es recomendable usar productos fijadores grasientos tipo cera, sino más bien aquellos que sean naturales y específicos para cabello graso, con efecto mate. Es mejor mantener un pelo con volumen y aireado, ya que un pelo apretado y sin aire sudará mucho más y dará ese aspecto graso.