Portada » No hay enemigo pequeño, ni en los juegos
ACTUALIDAD

No hay enemigo pequeño, ni en los juegos

Inimaginable. Hasta de las consolas, botones y mandos; así como de los teclados y ratones de PC debe tenerse cuidado.

Bacterias de todo tipo están al acecho de su salud y saben cómo esconderse entre las teclas, botones disparadores o hendijas de los dispositivos más sofisticados.

Solo mire este dato que apuntan desde el casino online Betway: “Los gatillos del mando de la Xbox son la única parte cuyo dato es más bajo que el de un asiento de retrete, lo que indica que es mejor centrarse en desinfectar a fondo los botones, mandos, teclados y ratones”.

¿Cómo se explica esto? Los análisis de muestra que se toman de cualquier dispositivo se contrastan con los resultados que se hacen de las salas sanitarias o muebles de cocina. ¿Lo hubiese pensado alguna vez?

Una PlayStation de su hijo o sobrino se va llenando de bacterias sin que nadie sospeche.  También de polvo (más visible) y moho. Las bacterias más comunes son las bautizadas por la ciencia como Bacillus Spp y Staphylococcus Spp. No causan enfermedades graves, pero preste atención a cuadros pequeños de infección.

Estudios de Betway han demostrado que las bacterias se van posesionando de botones y joysticks de la PlayStation y llegan a concentrarse en colonias de un mínimo de 190 unidades o un máximo de 650 unidades, que los hacen más sucios que cualquier encimera de cocina.

¿Cómo es el comportamiento de las bacterias en una Xbox? El mismo informe revelador señala que entre los botones hay más suciedad que la que detectan en el asiento de un retrete. Pueden hallarse hasta más de 5.600 unidades.

A la lista entra también la Nintendo Switch. La tildan de consola más “limpia”, pero (siempre hay un pero) en sus mandos han analizado una mediana de 62,5 unidades formadoras de colonias por muestra, aun así, sigue siendo más del doble de lo que hay en un asiento de sala sanitaria, concluye Betway.

Las PC entran al ranking para liderarlo. La colonización de bacterias en ellas es amplia. Entre las teclas, “conviven” diversas bacterias, siendo la mediana de 165 unidades por muestra.

“En las muestras de los ratones, la mediana es de 247,5 unidades formadoras de colonias y el botón de encendido de la PC refleja una mediana de 115 unidades”, agrega el informe.