Portada » Vladimir Putin prohibe el matrimonio gay en Rusia
Vladimir Putin
INTERESANTE

Vladimir Putin prohibe el matrimonio gay en Rusia

FORMA PARTE DE LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES VOTADAS EN 2020

Vladimir Putin ha firmado una enmienda constitucional que prohíbe formalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo en Rusia.

La prohibición de la igualdad matrimonial, que define el matrimonio como exclusivo “entre un hombre y una mujer”, forma parte de un grupo de reformas constitucionales que fueron votadas por los ciudadanos rusos el 1 de julio de 2020.

Los cambios, respaldados por casi el 78% de los rusos en la votación, también incluían la posibilidad de que Putin se presentara a la presidencia dos veces más, lo que significa que podría seguir siendo el líder de Rusia hasta 2036.

También otorgan al presidente inmunidad de por vida frente a los procesos judiciales, situando la ley rusa por encima de las normas internacionales, y especifican la “creencia en Dios” como un valor fundamental del país, según AP News.

El lunes (5 de abril), Putin promulgó oficialmente las enmiendas constitucionales.

El matrimonio entre personas del mismo sexo ya es ilegal en Rusia, por lo que la nueva redacción de la Constitución simplemente dificulta aún más que la igualdad matrimonial se haga realidad.

Este último ataque a la comunidad LGBT+ no es una sorpresa en la Rusia de Putin, donde la comunidad gay se enfrenta a la violencia y la discriminación frecuentes, y una notoria prohibición de “propaganda gay”, que prohíbe la distribución de cualquier cosa vista como vagamente pro-LGBT+, ha estado en vigor desde 2013.

En vísperas de la votación nacional sobre las enmiendas constitucionales, que según los críticos fue amañada, un grupo de propaganda pro-Kremlin dirigido por aliados del presidente ruso produjo un anuncio en el que aparecía un huérfano que era adoptado por dos padres, que luego le ponían un vestido y lo maquillaban.

El anuncio decía a los espectadores: “Decide el futuro del país. Vota por las enmiendas a la Constitución”.

 

En el momento de la votación, Alphonso David, presidente de la Campaña de Derechos Humanos, describió a Putin como una “amenaza para los derechos humanos de todos”.

Dijo: “Rusia está triplicando sus ataques a los derechos humanos básicos y a la dignidad de las personas LGBT+ al añadir prohibiciones constitucionales contra la igualdad matrimonial. Putin y su administración utilizaron folletos de propaganda antes de las elecciones prometiendo el regreso a los “valores familiares tradicionales”, utilizando el matrimonio entre parejas de enamorados como cuña para impulsar su nefasta agenda.

“Es vergonzoso, manipulador y malicioso”.