¿Qué es el Capex?

Los negocios pasan por diferentes etapas para poder expandirse. Pueden estar en su etapa inicial, periodo de crecimiento o estancamiento; en cada uno de ellos resulta fundamental establecer estrategias adecuadas que impulsen a la empresa, una de ellas es el Capex.

Además de lo anterior, cada negocio tiene sus propias operaciones y necesidades. Aunque este se encuentre dentro de una misma rama, su comportamiento no será igual al de la competencia. 

En ese sentido, es importante definir cuándo es necesario invertir. De esto dependerán los beneficios y el crecimiento de la compañía. El objetivo es evitar la descapitalización. 

¿Qué es el Capex y para qué sirve?

Es un término que si lo traducimos en español obtendremos: «gasto en capital». Representa la inversión necesaria en gastos de la empresa o en la expansión de estos, además de los beneficios que estos traerán.

El gasto en capital (Capex) es necesario para que una empresa se mantenga o expanda en el mercado. Intervienen bienes como fábricas, oficinas, maquinaria, y otros equipos necesarios para la actividad que tiene la compañía.

Supone un gran valor para las empresas, ya que el futuro de la compañía y los flujos de caja dependen de las inversiones: Es decir, el Capex funciona como indicador, así los accionistas pueden saber si la empresa invierte en mantenerse o en crecimiento.

Tipos de Capex

El Capex de una compañía puede dividirse dependiendo del tipo de inversión. 

Por ejemplo, si una empresa quiere mantener sus ventas actuales, solo invertirá en gastos fijos cuando sea necesario. Mientras que una empresa con planes de expansión tiene un Capex mayor, ya que invierte en mejorar o comprar más de sus activos fijos.

La inversión se puede calcular a través de los gastos que estos realizan y los periodos en los que se dividen, no se calcula a través de los ejercicios que estos hacen en sí.

Podemos clasificar los gastos en capital en dos tipos:

Mantenimiento

Es la inversión que se necesita para cubrir únicamente el desgaste y amortiguamiento de los gastos fijos actuales, con la intención de mantener el nivel de ventas que se ha tenido hasta el momento.

Expansión

Comprende la inversión que se realiza para aumentar el nivel de ventas de la compañía, así como adquirir nuevos bienes (maquinaria, transporte, oficinas, entre otros) o mejorar los actuales.

¿Cómo aplicar el Capex?

Todos los negocios tienen distintos tipos de inversiones dependiendo de sus necesidades. Y es que aunque pertenezcan a la misma rama, sus operaciones pueden variar. 

Veamos el caso de un negocio que se encarga de prestar un servicio, aquí puede que la inversión sea mucho menor a la de un negocio que se encarga de fabricar un producto, ya que requiere una inversión en maquinaria.

Para aplicar el Capex debemos hacer un análisis detallado de la empresa, sus actividades, etapa en la que se encuentra. También debemos considerar que un Capex pequeño puede estancar a la compañía.

La mejor acción siempre será determinar las necesidades de la empresa y luego aplicar el Capex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: