Qué es el petting y cómo practicarlo

Hay muchos modos de practicar el sexo, el más común es aquel que lleva a la penetración, pero ¿sabías que puedes llegar a experimentar orgasmos intensos sin necesidad de llegar a ello? Así es, se trata de una práctica conocida como petting; quizás hayas practicado un acto de este tipo alguna vez en tu vida. 

El petting se asocia mucho con la época de la adolescencia, cuando surgen los primeros toqueteos y comenzamos a experimentar con el cuerpo; sin embargo, esta actividad no es exclusiva de esa edad, también es posible realizarla en pareja y obtener el máximo disfrute.

Los juegos de roles, juguetes sexuales, caricias, masajes, fantasías, creatividad… Todo forma parte del petting. ¿Te gustaría saber en qué consiste? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el petting y cuáles son sus características?

Este término puede que no te sea familiar, pero se trata de una práctica muy frecuente; surge cuando dos personas tienen un encuentro íntimo sin llegar a la penetración. 

Sigue siendo una práctica placentera, a pesar de que no existe penetración. Las caricias y los juegos forman parte del acto y el erotismo llega a su nivel más elevado. 

Muchas personas lo utilizan como recurso alternativo a problemas como vaginismo o disfunción eréctil. 

Y si te preguntas de dónde surge su nombre, la respuesta está en la derivación del verbo “pet”; cuyo significado es mimos y caricias. 

Algunas de las características del petting son:

  • Es una actividad donde se disfruta del sexo sin necesidad de penetración.
  • La exploración del cuerpo, los masajes y el toqueteo forman parte de una práctica muy excitante. 
  • El petting puede incluir sexo oral, besos y caricias. 
  • Incluye la masturbación del hombre y la mujer.
  • Produce orgasmos intensos.

¿Cómo se practica el petting?

Practicar el petting es muy sencillo, solo hay que tomar en cuenta que no debe haber penetración de ningún tipo. 

El repertorio inicia con besos apasionados que llevan a roces del cuerpo. Puedes hacer petting con o sin ropa. 

Los juegos sexuales aumentan el placer y las caricias íntimas no tienen límites. También es posible incluir aceites para los masajes.

Otra regla del petting es la creatividad. Mientras mayor sea, mejores serán las expectativas y los grados de placer, 

Por otro lado, para practicar el petting no se necesita tener una edad en específico. Y es que esta actividad sexual suele relacionarse con la adolescencia. Sin embargo, también es posible disfrutarlo en pareja, sin límites de edades. 

Para tener éxito con esta práctica es importante no confundir con los actos previos al coito; ya que si esto lleva a la penetración no se llamaría petting.

¿Cuáles son los grados de petting?

Si ya no puedes esperar a practicar el petting, es fundamental que conozcas los diferentes grados. Cada uno de ellos es acumulativo y puedes darle rienda suelta a tu imaginación.

  • Grado I: todo comienza con besos, caricias y abrazos. 
  • Grado II: siguen las caricias íntimas sobre la ropa. 
  • Grado III: hay más caricias íntimas, pero esta vez tocando el cuerpo desnudo. También incluye sexo oral, masturbación, frotar genitales.

Ventajas del petting

Como puedes ver, el petting es una actividad sexual que no excluye el placer. Además, tiene muchas ventanas; te las mencionamos a continuación:

  • No necesitas preocuparte por el riesgo de embarazo. 
  • Se lleva a cabo sin necesidad de métodos anticonceptivos.
  • Lleva a la autoexploración y el disfrute del cuerpo.
  • Desarrolla la imaginación y promueve la creatividad en las relaciones sexuales. 
  • Evita caer en rutinas de pareja. 
  • Las fantasías sexuales y los juegos eróticos elevan el nivel de placer. 
  • Es una alternativa para personas con problemas de disfunción eréctil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: