Portada » Cómo estimular a un hombre
Cómo estimular a un hombre
ACTUALIDAD

Cómo estimular a un hombre

En la sociedad está mucho más extendida la preocupación por dar placer al hombre dado que es más complicado de forma anatómica. Sin embargo no muchos hombres conocen cómo estimular a un hombre. Hay que saber recorrer toda su anatomía y poner en práctica algunos trucos que pueden ayudar a experimentaron gran placer. El hombre tiene numerosas zonas erógenas que sí son bien estimuladas pueden conllevar a una excelente excitación sexual.

En este artículo enseñamos a conocer y explorar mejor cómo estimular a un hombre.

Consejos para aprender cómo estimular a un hombre

Cómo estimular a un hombre

Hay que saber que el hombre no sólo se estimula de los actos y los hechos. Es decir, no solamente necesitamos que nos toquen para poder excitarnos. Seducir, provocar y excitará son palabras claves que hay que considerar el momento de compartir un encuentro sexual con nombre. Hay que tener claro que el hombre también se puede excitará con sólo tener expectativas.

Antes de aprender a cómo estimular nombre debemos saber que hay que esperar un poco. Es decir, hay que saber esperar de manera inteligente. A un hombre al que provocan o con intensidad pero seducirlo sutilmente. No es muy recomendable apresurarse. Hay que elegir un buen momento para la estimulación. Cuando consigas su erección se pueden utilizar las manos y acariciar suavemente el miembro viril. No hay que ser demasiado intensas, puesto que pueden provocar daños. El miembro viril puede ser bastante sensible dependiendo de la persona. Al igual que las mujeres no quieren que les toquemos sus órganos sexuales de forma brusca, a los hombres tampoco.

Hay que tener en cuenta que un hombre no siempre debe tener ganas de sexo. En la sociedad se piensa que el hombre siempre tiene ganas de realizar sexo con cualquier hombre y en cualquier momento. Esto no es así. Depende de cada tipo de hombre y del contexto en el que nos encontremos. Hay veces que por el trabajo, por estrés o por simple apatía no hay ganas de practicar sexo. Si estás intentando aprender cómo estimular a un nombre debes tener en cuenta este punto.

Vamos a poner el ejemplo que estamos intentando seducir a un hombre para practicar sexo. Si el hombre no se ve muy receptivo no sigas intentándolo. Al final acaban teniendo problemas de comunicación y el hombre se va a haber forzado a practicar sexo. Lo que lo queremos para uno no debemos hacerlo en otros.

Estimular zonas erógenas

Cómo estimular a un hombre

Para aprender cómo estimular a un hombre debemos aprender a articular las zonas erógenas. Las zonas erógenas son partes del cuerpo que presenta mayor sensibilidad o terminaciones nerviosas si las comparamos con el resto. Aquí tenemos miles de combinaciones posibles dependiendo también de los gustos de cada persona. Va a haber personas que les gusta que le estimulen ciertas partes del cuerpo, mientras a otras no les excita para nada.

Entre las dos zonas erógenas más comunes para estimular al hombre tenemos las siguientes:

  • Nuca
  • Orejas
  • Labios
  • Cuello
  • Párpados
  • Pectorales
  • Vientre bajo
  • Muslo interno
  • Cuero cabelludo

Otro de los trucos es utilizar ropa interior que sea más atractiva. Compra la ropa interior atrevida sin miedo o timidez. Seguramente tu chico te lo va a agradecer. Además, esto se concibe como un hombre confiado y seguro tanto de su cuerpo como de su sexualidad. Hay que tener en cuenta que las expectativas de un hombre también sirven para su estimulación. Por ello, una ropa interior que sirva para crear expectativas pueda ayudarte en gran medida a estimular a un hombre.

Cómo estimular a un hombre: practicar sexo

Por último, hay que aprender cuáles son las claves para aprender a cómo estimular a un hombre durante el sexo. Uno de los secretos para mantener una relación sexual placentera y duradera es practicar sexo oral. La saliva hace que el pene siga erecto durante más tiempo y ayuda a que el hombre tenga un mayor placer. Si no te gusta o te da asco puedes utilizar algunos lubricantes con sabores. Lo más normal es que si estás con un chico no te debe dar asco a no ser que el hombre no tenga una buena higiene. Lo más normal es que el sexo oral se disfruté mucho tanto en hombres como en mujeres. Es una parte clave del sexo.

Masturbar también es una opción. Hay que sujetar con delicadeza el pene desde el tronco. Después se puede masajear subiendo y bajando o alternando el ritmo. Puedes acariciar los testículos a la vez. Es posible que sea el hombre el que te marque el ritmo con el que quieres que lo masturbes. Aunque repetir el movimiento de hacia arriba y hacia abajo todo el tiempo es más que suficiente, es algo aburrido. Hay muchas partes de la anatomía masculina que pueden tener en cuenta para llevarlo al máximo deleite.

Este es uno de los problemas por lo que muchas mujeres caen en la monotonía. Y es que el orgasmo masculino es mucho más sencillo de conseguir que el orgasmo femenino. Sin embargo, hay diferentes tipos de orgasmos. Que un hombre llegue al orgasmo no significa que haya disfrutado de forma placentera. Para ello, coge el pene por la raíz y a la que se mantenga bien con las manos. Puede apreciar todo tipo de masajes y caricias y acariciar el glande es una buena opción, dado que es una zona extremadamente sensible.

Punto H

hombre punto h

Este punto es su glándula prostática. Es la responsable de producir la mayoría del semen y es una zona erógena muy sensible. Puedes buscar su próstata más o menos a unos 7 centímetros dentro de su ano, cerca de sus genitales. Tiene el tamaño aproximado informa de una nuez. Hay que tener en cuenta que muchos hombres se van a sentir incómodos con esto, por lo que hay que preguntar previamente si les gusta o no.

Prueba masajear el perineo y después mover el dedo alrededor de su ano. Toma un poco de lubricante de introdúcelo de forma cuidadosa. Una vez estés dentro mover los dedos hacia arriba y hacia abajo y vas a ver que el excita.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo estimular a un hombre.

Tags